jueves, 13 de noviembre de 2014

Llampugas a spinning en un metro de agua, espectacular!!

Llampugas desde costa a spinning en superficie, ¿qué más se puede pedir?
Hace años junto mi amigo Jose, nos encontrábamos ambos embarcados cerca del litoral barcelonés, buscando palometones y anjovas a principios de noviembre. Aquella mañana no vimos ni uno pero nos vimos rodeados literalmente por un banco de llampugas de primer año, ya muy crecidas, que seguramente iniciaban su migración hacia el Atlántico. No estaban por la labor, nos atacaron dos o tres veces el "días felices" y parsimoniosamente se alejaron no sin antes rodear la barca. Probablemente ninguna bajaba de los 3 kilos y algunas eran auténticos bichos de unos 4 o 5 kilos. Nos quedamos atónitos, no por el banco y los peces en sí, si no por el lugar, en una playa con sólo metro y medio de agua. ¿Y qué tiene que ver esta jornada del lejano 2008 con esta temporada? Sencillo. Este año han habido varios días que nos hemos encontrado con la mismo situación, pero esta vez sí que estuvieron por la labor.

Precioso ejemplar de llampuga capturado a spinning con popper, desde costa.
Pescar llampugas a spinning ya es de por sí vistoso. Si lo hacemos en superficie es aun más excitante. Pero si además las pescamos fuera de las profundas aguas azules, en sólo un metro o dos de fondo y con el agua cristalina, puedo asegurar que se trata de una experiencia única. Estar buscando palometones en aguas turquesas y que aparezcan las llampugas, no tiene precio. Recientemente, un amigo comentaba que no había nada como pescar lubinas, palometones y doradas en poca agua y a superficie. Y yo añado: no hay nada como pescar llampugas en estos contextos de transparencia y poca profundidad. Este año también las hemos pescado en spots "típicos" con profundidad pero las jornadas que las hemos pescado en aguas someras sin duda se llevan la palma y son las que mejores recuerdos nos han dejado.

Llampuga en superficie con popper.
Entre los señuelos estrella han destacado el ProQ 120 de Seaspin, seguido por el Pop Prey de Savage Gear. Cómo ven, las llampugas no han tenido miramientos a la hora de atacar señuelos más bien voluminosos, incluso han sido más efectivos que los bucktails u otras muestras más discretas y de reducido tamaño que normalmente son letales con las llampugas. En fin, el mar está loco, y así lo ha reflejado este otoño tardío. La duda que me queda es si el año que vienen tendremos otra vez la suerte de pescar llampugas en un metro de agua....sin duda, la pesca más excitante que he vivido en mucho tiempo.

Llampuga en superficie con paseante.

4 comentarios:

Toni Martínez dijo...

Que maravilla pescarlas en lugares así y en superfície. Desde luego es una especie especial. Este año en la zona del delta las hemos encontrado también bastante más cerca de donde suelen verse. Algo tendrán esas zonas someras si las visitan. Y uno de los señueklos estrella, el Pro Q!!! jajaja letal!!! Preciosas fotos Cristian. Un saludo!!!

Cristian Rodriguez dijo...

Gracias Toni!! algo tendrán estos bajos fondos que les gustan tanto visitar ;) cómo no, el ProQ no podía fallar tampoco con las llampus...en fin, ya las echo de menos!! Saludos!

Tonina Antelmo Oliver dijo...

El primer año que las vi en acción, el año pasado, bien sabes que me enamoraron. Sus rápidos ataques, sus colores cambiantes, sus rápidas persecuciones al señuelo. Simplemente pensé que era lo más maravilloso que podía existir. ¡Pero me equivoqué!

El mar tiene esta maravillosa capacidad para superarse a si mismo día a día, y este año nos ha ofrecido dorados enormes en poco fondo. Todo un verdadero espectáculo.

Estoy muy contenta por tus capturas...¡y por haber podido participar en ellas!

¡El año que viene me toca a mi!

Cristian Rodriguez dijo...

Claro que sí, del año que viene no pasa, aunque a decir verdad, les has dedicado poco tiempo prefiriendo hacer videos y fotos :) que también mooola! pero para el siguiente ya te toca, y ojalá que se repitan las escenas de este año en poca agua porqué entonces lo gozarás el tripleee.