jueves, 24 de enero de 2013

Spinning ligero. Verdades y falacias.

Muy buenas a todos, esta nueva entrada es introductoria, un prólogo dedicado a aquellas capturas que recuerdo especialmente por el combate que dieron. Todas ellas son capturas a spinning, que se culminaron tras un cúmulo de emociones al límite y adrenalina en estado puro, debido al equipo ligero con el que fueron pescadas. A excepción de algunos casos concretos, la mayoría de estos peces me entraron a un señuelo que no iba destinado para ellos, y con un equipo que lógicamente tampoco era el más adecuado debido a su ligereza. Pero antes me permitiré hacer algunas reflexiones.


Empezaré por un tema que crea controversia: ¿es viable el captura y suelta con la pesca muy ligera? Vayamos por partes. Como sabéis los lectores asiduos del blog, somos defensores del captura y suelta y lo llevamos a cabo. Devolvemos peces y disfrutamos haciéndolo. El problema surge cuando un pez viene clavado de partes delicadas. Nos cuesta reanimarlo. Se acaba marchando, pero, las garantías sobre su supervivencia a posteriori de la captura son una incógnita. En caso de heridas graves producidas por los anzuelos, poco o nada podemos hacer, salvo intentar un desanzuelado lo menos dañino posible. Pero en el caso de los combates largos, está en nuestras manos que esa situación no se produzca, salvo excepciones en las que es imposible acortar ese combate, pero esas salvedades suelen ser fruto del azar o de lanzar a un atún con el equipo de las anjovas. Por lo tanto, volvemos a lo mismo, el pescador tendría que haber pensado mejor antes de lanzar con la 20-50 a túnidos de 30 kilos. Es su culpa. El ego le pudo. A mi me pueden los peces. Y a veces se me desclavan por ese afán de acortar la lucha, pero prefiero disfrutar de una pelea con el equipo al límite y el riesgo de perder la pieza, antes que acabar posando para la foto con el pez a costa de su vida.




DESMONTANDO ALGUNOS MITOS

Apariencias: la"falsa"pesca fina

Un combate largo es el culpable del agotamiento de un pez, pero el único culpable de ese combate largo es el pescador. El angler siempre está a tiempo de cortar el sedal si se prevé un imposible. Sí, el angler es el único responsable de su captura. El porqué es sencillo, veamos. Cuando leo por ahí que han tardado no sé cuántos minutos en sacar del agua una anjova, un palometón o ¡¡una lubina!!...que queréis que os diga, me entran ganas de reir. Pero si a continuación leo que por culpa de ese combate épico se tuvo que sacrificar al animal, me da pena, y vergüenza ajena, mezclada con algo de asco y repulsión. El ser humano y su ego, el ser humano y su fachada, la imagen que da. Tras esa excusa se esconde el propósito real del ¿pescador?: llevarse la captura a toda costa pero dar imagen de que"suelta peces" y que "pesca muy fino y sabe cansar al pescao", un acto de cara a la galería, pero esto es otro asunto. Se llama ignorancia, y desgraciadamente abunda en este país. Volviendo al tema, el caso es que ese pescador seguramente estaba usando un equipo de esos futuristas, suficientemente potente como para sacar del agua al pobre pez en cosa de un par de minutos. Y luego tiene el morro de decir que estaba pescando fino...¡¡¡já!!! pequeñas anguilas pardas... En fin, como de sociología no entiendo mucho lo dejaré en un inciso, un breve paréntesis. Entiendo más de peces, o al menos eso cree mi ego ingénuo.


Paga y pescarás...

Por razones de márketing, se inculca que para pescar buenos peces a spinning sólo lo lograrás con una caña de la marca tal, con carrete mengano de freno ultrasónico, trenzado resistente a serviolas kamikazes y señuelos pepitos ultra killers que lo pescan todo. Y si no vas con esos materiales no pescarás porqué los peces son unos animales ultra fuertes e inteligentes, capaces de partir cañas y sedales de última generación e identificar las marcas de los anzuelos, la grapa, el bajo y cómo no, el modelo de señuelo y la abreviación de la coloración de éste, sin olvidar su peso exacto en onzas y su longitud al milímetro. Qué falacia. La realidad dista mucho de los tópicos.



MÁS CON MENOS

Dejando a un lado mis valoraciones personales, iré al grano y resumo el sino de esta entrada en pocas palabras, para mi una máxima: se pueden pescar buenos peces con equipos muy ligeros de marcas consideradas de baja gama, sin necesidad de alargar el combate.Y por lo tanto, si se pueden pescar en poco tiempo, se pueden devolver al agua. Sí, el captura y suelta es compatible con la pesca ligera, respondiendo a la pregunta que planteaba antes. Pero además está al alcance de todos y se puede llevar a cabo sin dejarse la mitad del sueldo.

Cada uno es libre de pescar con el equipo que le de la gana, yo no soy quién para decir cómo se tiene que pescar ni lo que tiene que comprarse la gente, pero que quede claro, que si se quieren soltar peces hay que olvidarse de combates extenuantes para el pez, se tienen que forzar los equipos y sacar el partido real que se le pueda sacar a una caña y un sedal que han sido fabricados con materiales modernos de demostrada calidad. La marca es sólo una firma, y más allá de la ergonomía o el punto de más de sensibilidad que aportan las marcas de gamas más altas, con un equipo modesto, por llamarlo de alguna forma, podemos pescar peces de ensueño, que nunca olvidaremos por los apuros que nos hicieron pasar en apenas unos minutos...Si algo se puede extraer de esta entrada es que en la mayoría de los casos, la gente alarga los combates porqué quiere, ya sea por su afán de aparentar (léase párrafo anterior "Apariencias"), o bien porqué desconoce el potencial real de un equipo convencional de spinning.



Según mi parecer, la realidad es la siguiente: se sobrevalora la potencia de los peces y por otra parte se infravalora la calidad del tackle atribuyéndolo al hecho que sea de una marca u otra. Para un pescador que se inicia o que lleva pocos años pescando, estas falsas afirmaciones le conducen a combates largos por poner el freno flojo ante el miedo a destrozar su última( y costosa) adquisición o bien a otra vertiente opuesta: sobredimensionar el equipo en exceso, pero así se pierde la esencia del spinning, del lance ligero, de la pesca fina de verdad. Esa pesca que consiste en pelear de tú a tú con un buen ejemplar, sin tregua, a sabiendas que si te pasas aguantando la bobina para girarle la cabeza al animal, todo se puede ir al traste, pero con la confianza que el equipo saldrá ileso sea cual sea el desenlace. De estas sensaciones va a tratar la siguiente entrada. Pesca muy fina y peces potentes, spinning ultra light de verdad, sin falacias ni conservantes. Sin trampa ni cartón...pero sobretodo, con captura y suelta, de la de verdad.

7 comentarios:

Sam Bosch dijo...

Buena entrada Cristian. Coincido prácticamente en todo.
Yo tampoco acabo de entender lo de los combates tan largos, almenos por aquí, con el equipo de "rock" puedo sacar casi todo lo que me pique y en apenas unos minutos en caso de palomos de 4-5kg, todo lo demás, ni siquiera un minuto o dos si me apuras.
Matizaría que según tengo entendido, lo que más afecta a la supervivencia de un pez al soltarlo, es el tiempo que está fuera del agua y no tanto el tiempo de lucha.
Si me permites recomendarte ésta entrada del blog de mi amigo Miquel Aangel, creo que puede "complementar", por así decirlo, tu entrada: http://pescadenton.blogspot.com.es/2012/10/rockfishing-defensores-y-detractores.html

¡¡Saludos!!

Toni Martinez dijo...

Buena reflexión, siempre interesante Cristian.

XP dijo...

Hola Cristian,
Excelente reflexión y muy buena entrada.
Saludos
Alex

Cristian Rodriguez dijo...

Hola Sam, me alegro que te guste la entrada. Gracias también por adjuntar el link del company Miguel Angel, ya lo había leído hace tiempo :)

Permíteme aclarar que la entrada es una reflexión sobre el uso de equipos ligeros y la posibilidad de devolver peces. En ningún momento hablo de las causas que pueden llevar a una pieza devuelta a la muerte. Sí atribuyo los combates largos al cansancio de un pez, pero no a la causa de su posible muerte a posteriori de la devolución. Gracias de todos modos por el matiz, que precisamente lo tengo reservado para otra entrada suculenta, y también muy crítica, que tratará sobre el ego de que tienen algunos pescadores con las fotos, que pueden llevar precisamente a tener al pez un rato excesivo y letal fuera del agua...pero como digo, es otro tema que merece su correspondiente entrada, tiempo al tiempo Sam, que quieres ir muy rápido nanu, no te me adelantes!! :)

Toni, me alegra también que sigas el blog y vayas echando algún post, se agradece.

Alex, igualmente, te digo lo mismo, gracias por los comentarios tanto en esta como en las otras entradas. Recuerda que tengo el pendrive con las fotos esperando para pasartelas. Dame el toque por wasap porqué ya no estoy en aquella tienda.

Saludos!!



Miguel Angel dijo...

Hola company! Me gusta mucho la temática de esta entrada!! Es algo que me he planteado muchas veces y que he oído de muchos pescadores veteranos.

Para resumir, yo siempre digo que en la pesca, lo que define el equipo es el señuelo que se pretende utilizar y a lo sumo, la distancia que se quiere lanzar. Los peces, se pueden sacar todos con cualquier equipo a excepción de un tarugo de esos que te va a picar una vez en la vida.

Por poner algunos ejemplos ''cutres'' he llegado a sacar un dentón de casi 2kg mientras pescaba jureles con una caña 1-7 gr de pescar truchas y un carrete iridium de 20 euros con monofilamento 0.18. Sacando el pez a toda leche en apenas un minuto y sin darle ni un cm de hilo del carrete. Por no hablar de las batallas épicas que he tenido en el río con este mismo equipo frenando in extremis a grandes carpas y barbos...durante años de ir detrás de las truchas. Los ejemplos y las anécdotas se cuentan por decenas y al final lo que he aprendido es que lo que dices es totalmente cierto. Con equipos baratos puestos al límite salen peces increíbles en muy poco tiempo.

Ahora mismo la caña que más uso es una 1-10 gr de 100 y pico y un shimano Seido (gama baja) con trenzado de 3lb y todavía no he sentido que ''me falte caña'' para sacar peces de hasta 6 kg siempre en menos de dos minutos.

Un saludo

Cristian Rodriguez dijo...

Hola Miguel Angel! me alegra que te guste la temática de la entrada y mucho más que postees. Gracias por la aportación company.

Los equipos modestos también pescan, sí ;) . Anécdotas como las que cuentas lo corroboran!

Saludos!

Raul Granell Castillon dijo...

Buena entra y polemica Cristian.

Me uno al planteamiento de Miguel Angel:
Para resumir, yo siempre digo que en la pesca, lo que define el equipo es el señuelo que se pretende utilizar y a lo sumo, la distancia que se quiere lanzar. Los peces, se pueden sacar todos con cualquier equipo a excepción de un tarugo de esos que te va a picar una vez en la vida.

Le añadiria la zona a pescar.

Ha mas a mas de lo dicho por los demas compañeros y tu entrada.

Por que catalogamos equipos ultra ligeros,ligeros,pesados,etc........
si lo que intentamos es desde mi punto de vista como ha dicho Migel Angel adaptar el equipo a la especie a pescar y en la zona que queremos pescar.
Por ejemplo:
Ir a por alguna loba gorda desde playa que desde roca,desde playa podriamos bajar la potencia del equipo en cambio desde roca lo tendriamos que subir.
desde playa con una 1-10 y 5 libras
nos valdria pero desde roca y con el oleaje nos costaria de controlar por varias razones que ya sabeis.
En difinitiba desde mi punto de vista todos los equipos pueden ser spinning ligero,ultra,pesado,etc...