viernes, 11 de febrero de 2011

Un delfín llamado Cristian

A finales del pasado mes de diciembre salí un día al mar junto mi buen amigo Carles Viladiu. Fue una mañana de pesca variada a jigging ligero, desde un falso abadejo, pasando por los omnipresentes serranos, jureles y alguna araña. No obstante, el suceso que nos alegró más aquella mañana fue el avistamiento de una familia de delfines mulares, Tursiops truncatus.


Recogimos las cañas y nos acercamos sin cortar su trayectoria para poder tirarles algunas fotos. Como suele ser habitual, en lugar de asustarse empezaron a seguirnos y a jugar, dando saltos y persiguiendo la embarcación. Tras la sesión fotográfica me dispuse a rellenar el formulario de avistamientos que me facilitó la organización Submon, en una quedada que se celebró unos meses antes.





Madre e hijo.

Se preguntarán en qué consiste este formulario y qué es Submon. Se lo explico rápidamente. Submon es una ong que se encarga de seguir las evoluciones de cetáceos y tortugas, y que cuenta con colaboradores con el fin de registrar el mayor número de avistamientos e intentar identificar nuevos ejemplares de mamíferos marinos. El formulario sirve para registrar datos como la posición, la actitud de los cetáceos o a qué especie pertenecen. Si están interesados en colaborar con ellos echen un vistazo a estos links:

http://www.submon.org/es/

http://blog.submon.org/category/uncategorized/

http://www.facebook.com/submon

El caso es que, a posteriori, tras analizar las imágenes con Carla, miembro de esta organización, pudimos diferenciar hasta unos 8 ejemplares distintos, e identificar uno que tal vez no había sido registrado anteriormente. Al cabo de unos días, Carla me comunicó que efectivamente era un ejemplar sin registrar aún y que por tanto sería bautizado con mi nombre, Cristian.


El delfín de estas dos fotos es "Cristian", con sus cicatrices que lo hacen único y permiten diferenciarlo de sus congéneres.

La noticia me alegró mucho ya que al menos mis fotos sirvieron para colaborar con un gran proyecto y además, ahora hay un "Cristian" nadando a sus anchas por el mar. Espero encontrarlo alguna vez, aunque quién sabe, seguramente no nos volvamos a cruzar. Si lo ven, saluden a Cristian de mi parte...y si les parece interesante, no duden en colaborar con Submon, mil ojos ven más que cien.

5 comentarios:

XP dijo...

Hola Cristian,
Como siempre, excelentes fotos y "curioso" este post.
Espero encontrarme algún día con tu ahijado, aunque será más fácil encontrarme con el que lo ha apadrinado.
Muy buena iniciativa.
Saludos
Alex

Fish dijo...

Bonitas fotos,
que mamiferos más guapos. Habrá que hecharle un ojo por si un día no lo cruzamos...

Un abrazo

Carlos vila dijo...

Buenas fotos mestre, ni más ni menos fuiste a coincidir con un tocayo tuyo.

Por cierto me digerón que estas liado con la pesca con vinilo, ¿que tal lo llevas?

Un saludo.

uxiolures dijo...

Todo un honor poder ponerle tu nombre a un delfin. Yo tuve la suerte este fin de semana de navegar al lado de una ballena durante una hora y media (la verdad es que era ella la que no se iba de nuestro lado) y es una pasada estar cerca de éstos animales.
Un saludote

Cristian Rodríguez dijo...

Hola a todos, y muchas gracias por los comentarios, me alegra que os gusten las imágenes. A ver si le podeis enviar ese saludo de mi parte. Aunque será más fácil coincidir conmigo eh Alex!!

Toni, ya en breve los veremos más habitualmente entremezclados con los atunes, como tu bien sabes, pero a ver si nos lo cruzamos, quien sabe.

Carlos, un amigo me dijo que le hiciste una visita, supongo que fué él quien te puso al día de mis experiemntos con vinilos. De momento algo va saliendo, en modalidad "ultra-finesse marina", pero ninguna captura a destacar.

Eugenio, la verdad es que es una gozada cruzarse con estos animales, son magníficos, y ya que bauticen uno con mi nombre es la leche!! Tuvo que ser muy guapa esa navegación junto la ballena.

Un abrazo.