viernes, 11 de febrero de 2011

Un delfín llamado Cristian

A finales del pasado mes de diciembre salí un día al mar junto mi buen amigo Carles Viladiu. Fue una mañana de pesca variada a jigging ligero, desde un falso abadejo, pasando por los omnipresentes serranos, jureles y alguna araña. No obstante, el suceso que nos alegró más aquella mañana fue el avistamiento de una familia de delfines mulares, Tursiops truncatus.


Recogimos las cañas y nos acercamos sin cortar su trayectoria para poder tirarles algunas fotos. Como suele ser habitual, en lugar de asustarse empezaron a seguirnos y a jugar, dando saltos y persiguiendo la embarcación. Tras la sesión fotográfica me dispuse a rellenar el formulario de avistamientos que me facilitó la organización Submon, en una quedada que se celebró unos meses antes.





Madre e hijo.

Se preguntarán en qué consiste este formulario y qué es Submon. Se lo explico rápidamente. Submon es una ong que se encarga de seguir las evoluciones de cetáceos y tortugas, y que cuenta con colaboradores con el fin de registrar el mayor número de avistamientos e intentar identificar nuevos ejemplares de mamíferos marinos. El formulario sirve para registrar datos como la posición, la actitud de los cetáceos o a qué especie pertenecen. Si están interesados en colaborar con ellos echen un vistazo a estos links:

http://www.submon.org/es/

http://blog.submon.org/category/uncategorized/

http://www.facebook.com/submon

El caso es que, a posteriori, tras analizar las imágenes con Carla, miembro de esta organización, pudimos diferenciar hasta unos 8 ejemplares distintos, e identificar uno que tal vez no había sido registrado anteriormente. Al cabo de unos días, Carla me comunicó que efectivamente era un ejemplar sin registrar aún y que por tanto sería bautizado con mi nombre, Cristian.


El delfín de estas dos fotos es "Cristian", con sus cicatrices que lo hacen único y permiten diferenciarlo de sus congéneres.

La noticia me alegró mucho ya que al menos mis fotos sirvieron para colaborar con un gran proyecto y además, ahora hay un "Cristian" nadando a sus anchas por el mar. Espero encontrarlo alguna vez, aunque quién sabe, seguramente no nos volvamos a cruzar. Si lo ven, saluden a Cristian de mi parte...y si les parece interesante, no duden en colaborar con Submon, mil ojos ven más que cien.